top of page
  • Isabel Antón

Inditex vs. Thilikó: Nueva batalla judicial del gigante de la distribución español en EE.UU.




La empresa española Inditex con sede en Arteixo (Galicia) junto con su filial ZARA han interpuesto recientemente una demanda judicial contra la empresa estadounidense Thilikó con sede en Los Ángeles (California). Esto es lo que podemos denominar un litigio transfronterizo en toda regla.


La demanda es consecuencia de que Inditex considera que la empresa estadounidense está revendiendo su ropa (fabricada y diseñada por Inditex) y la hace pasar como si fuera propia. Además, Inditex afirma que Thilikó ha utilizado sin consentimiento las fotos de la web de Zara para ofertar sus productos en su página web. Esto ha dado lugar a que el grupo Inditex demande ante un Juzgado Federal de Nueva York a la empresa Thilikó por vulnerar derechos de autor, por publicidad falsa y por infringir la competencia desleal. Vamos a analizar este asunto con los datos de los que disponemos hasta el momento ya que la demanda según aparece aquí se presentó el 4 de enero de 2023.


¿Partes?

La demandante, Industria de Diseo Textil S.A, conocida a lo largo y ancho del mundo como Inditex no necesita presentación alguna. Es una empresa española con sede estatutaria en Galicia que se dedica al diseño, fabricación y distribución de prendas de vestir, complementos, ropa para el hogar, etc. y que su éxito y reconocimiento es mundial. Por lo tanto, se puede afirmar que Inditex es uno de los máximos exponentes del negocio fast fashion.

La demandada, sin embargo, no es tan conocida, es una pequeña empresa con sede en California, denominada Thilikó y que se creó en 2021 por su propietaria Queenie Williams. La empresa demandada predica en su propia web que su negocio consiste en comercializar prendas de vestir que ella misma diseña y afirma abierta y públicamente su preocupación por el medio ambiente dando a entender que es una empresa que vende moda sostenible.


¿Objeto de la demanda?

Inditex considera en base a las pruebas de las que dispone que la empresa estadounidense ha comprado prendas de su firma ZARA, les ha cambiado la etiqueta por una propia y las ha comercializado a un precio muy superior al precio al que la empresa gallega vende esos productos. Además, parece ser que Thilikó no se ha preocupado mucho por guardar las apariencias ya que Inditex cuenta con al menos 32 pantallazos de la web de Thilikó donde se pueden ver las mismas fotos de la web de ZARA cogidas por la empresa estadounidense para ofertar la ropa (supuestamente de ZARA) en su propia web.

Por lo tanto, en atención a estos hechos Inditex ha demandado a Thilikó por competencia desleal, vulneración de sus derechos de autor y por publicidad falsa y pide una compensación por responsabilidad civil en atención a los daños ocasionados por la demandada con esta actuación en el mercado.


Publicidad falsa

La empresa estadounidense según Inditex estaría: (i)comercializando productos que dice que son originales suyos y no es así (serían originales de ZARA); ii) afirmando en su web que su ropa es sostenible cuando tampoco es así. Esto sería un greenwashing de libro.

Competencia desleal

La empresa estadounidense se estaría intentando aprovechar de la reputación de otra empresa, Inditex. Además, Thilikó con esa forma de proceder habría estado engañando sobre el origen y el precio de los productos al público. Si Zara comercializaba un pantalón a 50 euros, Thilikó exactamente el mismo producto lo vendía a 250 dólares.

Derechos de autor

Thilikó utilizaba las mismas fotos que ZARA utiliza en su web para comercializar sus productos. Las fotos que ZARA utiliza en su web para promocionar y ofertar sus productos están protegidos por derechos de autor, los cuales pertenecen a Inditex. La empresa estadounidense las cogió, modificó y las colgó en su web como si fueran propias sin el permiso de Inditex.


Estos hechos expuestos supuestamente llevados a cabo por Thilikó irían en contra de la New York Art & Cultural Affairs Law y del Derecho estadounidense en materia de derechos de autor,competencia desleal y publicidad engañosa de


Inditex es consciente de que Thilikó no es una empresa con recursos, que quizás ni económicamente disponga de mucha solvencia para poderle pagar la posible indemnización que se le imponga si estos hechos que se han expuesto se consideran probados, sin embargo esas cuestiones no son relevantes para el gigante de la distribución español. Esta demanda le permite al grupo gallego no sólo defenderse y hacer valer sus derechos en un mercado competitivo y voraz como el de la moda sino que también es un aviso a navegantes muy potente. Y la realidad es que en la vida así es, seas grande o seas pequeño, tengas más o menos recursos, lo que es de uno hay que defenderlo con toda la artillería hasta el final. Tendremos que esperar a ver qué sucede en este asunto donde, a mi juicio, es muy probable que se llegue a un acuerdo.


Puedes encontrar la demanda que ha interpuesto Inditex sobre este caso y también las pruebas que ha presentado hasta el momento aquí


bottom of page